martes, 23 de agosto de 2016

Situación del Ateísmo en Turquía. (Actualidad y Noticias)




Los turcos laicos necesitan el apoyo europeo


- En un país con un 98% de musulmanes, los valores laicos están en retirada, aunque el secularismo a la turca siempre fue un tipo de secularismo nacionalista

- Algunas encuestas sugieren que hay más de 5 millones de ateos o agnósticos viviendo en Turquía, la mayoría menores de 35 años

- Turquía tiene otra ocasión para recuperar su compromiso con los valores de esa Europa de la que lleva tantos años reclamándose una parte

Teresa Gimenez-Barbat - eurodiputada del grupo ALDE
20/08/2016 - 19:25h


La persistente islamización favorecida por el régimen de Recep Tayyip Erdogan en Turquía no favorece precisamente la candidatura del país a la Unión Europea e incluso cuestiona su status de socio estratégico.

Tras el frustrado golpe de Estado, la purga de los opositores, incluyendo el despido de miles de jueces, policías y profesores, la retirada de licencias a medios de comunicación críticos, la implantación de un largo estado de emergencia, pero sobre todo la suspensión de la Convención Europea de Derechos Humanos, alarma y desconcierta a los poderes occidentales, temerosos de la inestabilidad estratégica ocasionada por los hijos terribles de la “Sublime Puerta”.

En un país con un 98% de musulmanes, los valores laicos están en retirada, aunque el secularismo a la turca siempre fue un tipo de secularismo nacionalista. El “kemalismo” o “atartukismo” no se confunde con el laicismo francés o el secularismo anglosajón. Según Özgüç Orhan de la Universidad de Fatih la idea de laiklik está impregnada de “un sentido etno-religioso de la turquidad que excluye específicamente a los no musulmanes pero incluye a minorías musulmanas no turcas”.

En un entorno marcado por la hostilidad social y política contra toda discrepancia religiosa, los turcos laicos, y especialmente los no creyentes, lo tienen cada vez más difícil. No disponemos de datos muy fiables, debido al estigma que rodea toda desviación religiosa, y a que los ateos no aparecen en los censos oficiales, pero algunas encuestas sugieren que hay más de 5 millones de ateos o agnósticos viviendo en Turquía, la mayoría menores de 35 años.

El fervor antisecular y antiliberal promovido por los seguidores de Erdogan y otras fuerzas desatadas del fanatismo, está alcanzando ahora mismo a los no creyentes, pero sin encontrar un gran eco político o mediático. La “Asociación de Ateos Turcos” –Ateizm Derneği – se ha visto obligada a clausurar su sede en Estambul recientemente, debido a amenazas creíbles de muerte. La minoría de humanistas seculares, ateos y no creyentes turcos teme por su vida y por el futuro de sus hijos y su país. “Las cosas son peores de lo que podéis imaginar”, nos insisten desde Estambul, donde se llama a la caza de “perros laicos” y las escenas de fanatismo se suceden. Se escuchan cantos religiosos las 24 horas del día y los imanes llaman a la “guerra santa” en un sentido poco espiritual.

Los políticos y todo ciudadano consciente del valor de una sociedad secular y abierta han de ser activos defendiendo a nuestros compañeros turcos. Debemos reclamar al gobierno de Erdogan un escrupuloso respeto de su integridad física y moral. Turquía tiene otra ocasión para recuperar su compromiso con los valores de esa Europa de la que lleva tantos años reclamándose una parte.

Fuente:
http://www.eldiario.es/tribunaabierta/turcos-laicos-necesitan-apoyo-europeo_6_550204980.html


_____________



El primer ministro turco asegura que la nueva Constitución del país será laica


EFEAnkara27 abr 2016

El laicismo del Estado estará consagrado en la próxima Constitución de Turquía, declaró hoy el primer ministro, Ahmet Davutoglu, después de que el presidente del Parlamento causara una polémica al defender una Carta Magna religiosa.

"Las características del Estado no son un asunto a debate para nosotros. El principio del laicismo estará en la nueva Constitución", declaró Davutoglu en una reunión de su grupo parlamentario en la Cámara.

El presidente del Parlamento, Ismail Kahraman, desató la polémica esta semana al defender que Turquía, al ser un país de mayoría musulmana, necesita una constitución religiosa, una propuesta que contradice uno de los principios fundamentales sobre los que se creó la república turca.

Según Kahraman: "La nueva Constitución no debería contener una definición del laicismo. Solo Francia, Irlanda y Turquía tienen constituciones que definen el laicismo. Nuestra Constitución no debería escapar a la religión. Somos un país musulmán".

Davutoglu se distanció hoy de forma clara de las palabras del presidente de la Cámara.

"En la nueva Constitución que preparamos, el laicismo aparecerá para garantizar la libertad religiosa de los ciudadanos y para que el Estado sea equidistante con todos los credos", subrayó el primer ministro.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ya se distanció ayer de las declaraciones de Kahraman y defendió que el país siga siendo un Estado laico.

Erdogan dijo que el presidente del Parlamento expresó puntos de vista personales y no los de la formación en el Gobierno, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP).

Desde que llegó al poder en 2002, el AKP, fundado por Erdogan, es acusado por sus críticos de querer islamizar la sociedad turca.

Kemal Kilicdaroglu, el líder de la principal formación opositora, el laico CHP, ha subrayado que "el secularismo es la garantía de la libertad de culto" en Turquía y ha solicitado la dimisión del presidente del Parlamento, que es miembro del AKP.

La policía antidisturbios tuvo que disolver ayer una protesta de varios cientos de personas a favor del laicismo frente al Parlamento turco.

"No queremos una Constitución de la 'sharia', sino secularismo" o "El laicismo ganará", fueron algunos de los cánticos de los manifestantes, que fueron dispersados por la policía con gases lacrimógenos y pelotas de goma.

Desde que el AKP lograra en noviembre una mayoría absoluta en el Parlamento, una de las prioridades del Gobierno es redactar una nueva Constitución que reemplace a la actual, creada tras el golpe militar de 1980.

El AKP necesita del apoyo parlamentario de la oposición para aprobar una nueva Ley Fundamental, pero ésta rechaza la creación de un sistema presidencialista que ambiciona Erdogan y que ampliaría sus poderes.

Fuente:
http://www.efe.com/efe/espana/mundo/el-primer-ministro-turco-asegura-que-la-nueva-constitucion-del-pais-sera-laica/10001-2909332

______________



La lucha política sobre el laicismo estalla en Turquía.


El primer ministro Davutoglu desautoriza al presidente del Parlamento, que pidió una “Constitución religiosa”

Andrés Mourenza
Estambul 28 ABR 2016 - 18:48 CEST

Pocas palabras hay en Turquía más sagradas que el laicismo. Copiado del ordenamiento político francés en la década de 1920, aunque aplicado a su propia manera, es uno de los principios fundacionales de la República turca al que, además, la actual Ley Fundamental otorga la característica de “intocable”, es decir, que ningún Gobierno puede modificar. De ahí el revuelo que se ha montado en el país cuando el presidente del Parlamento, el islamista Ismail Kahraman, ha propuesto la eliminación del laicismo en el redactado de una nueva Constitución que sustituya a la impuesta por los militares en 1982.

“En la nueva Constitución no debería aparecer el laicismo (…). Como país musulmán, ¿por qué debemos retractarnos de la religión? Necesitamos una Constitución nueva y religiosa”, dijo este lunes Kahraman, alegando que el actual texto es ya religioso de facto al reconocer como fiestas nacionales las propias de la religión musulmana y establecer la obligatoriedad de la clase de religión. Inmediatamente, todos los partidos del hemiciclo se echaron encima de Kahraman, y el principal partido de la oposición, el socialdemócrata CHP, exigió la “inmediata dimisión” de quien, por su posición, es la segunda autoridad del Estado. “El laicismo es nuestra línea roja”, certificó la portavoz de la formación, Sayek Böke. También TÜSIAD, la principal patronal de Turquía y que agrupa a los empresarios laicos, calificó las palabras del presidente del parlamento de “preocupantes” e “inaceptables”, lo que ha obligado incluso al propio Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista) a decir que las opiniones de Kahraman “no representan la visión del partido”.

La polémica ha bastado para enervar a los grupos laicos, y diversas organizaciones izquierdistas convocaron el martes protestas en Estambul, Ankara, Esmirna y Eskisehir bajo el lema "La sharia no pasará", que fueron violentamente reprimidas por la policía incluso antes de que los manifestantes echaran a andar. Según el portal informativo Sol, en la marcha capitalina, mientras disparaban balas de gomas, algunos agentes gritaron a los manifestantes “¡No huyáis, bastardos de Atatürk!”, en referencia al fundador de la moderna Turquía y padre de la república laica.

Pese a las acusaciones que se le hicieron a su llegada al poder de mantener una agenda oculta destinada a islamizar Turquía y convertirla en un estado teocrático, lo cierto es que en casi tres lustros en el poder, el AKP se había cuidado mucho de atacar, al menos en público, el laicismo vigente. Es más, durante las primeras dos legislaturas de mandato de los islamistas (2002-2011) se ampliaron los derechos individuales y colectivos en un esfuerzo por adaptar la legislación turca a la europea. Pero, especialmente a partir de esa fecha, cuando el entonces primer ministro y ahora presidente de la República, Recep Tayyip Erdogan, se vio libre de ataduras tras su tercera mayoría absoluta consecutiva, se aceleró el proceso de conservatización de la sociedad para crear “una nueva generación religiosa” –en palabras del líder turco- a través de silenciosas reformas en la educación. Pero ni aún así se ha atrevido Erdogan a proponer lo dicho esta semana por el presidente del parlamento. Según el jefe de Estado, quien parece más interesado en que el nuevo texto incluya la conversión del sistema parlamentario turco en uno presidencialista bajo su batuta que en los debates sobre el laicismo, la nueva Carta Magna debería “mantener la misma distancia hacia las diferentes creencias”.

Más duro ha sido el primer ministro, el también islamista Ahmet Davutoglu, quien desautorizó al presidente del hemiciclo. “La naturaleza del Estado no es objeto de debate para nosotros. El principio del laicismo se mantendrá en la nueva Constitución”, dijo este miércoles, aunque matizó que “no será un laicismo autoritario, sino liberal”.

Poco se sabe lo que incluirá el proyecto de nueva Constitución en el que trabaja una comisión parlamentaria, aparte del mencionado sistema presidencialista, cuya inclusión ha provocado que parte de la oposición abandone las negociaciones. Según el columnista, Abdülkadir Selvi, cercano al AKP, se está debatiendo la inclusión “de una mención a Dios” y al carácter “musulmán” de Turquía, religión que profesa más del 90 % de la población.

Para modificar de forma unilateral la Constitución son necesarios los votos afirmativos de 367 diputados, algo imposible para los islamistas turcos, que ocupan 317 de los 550 asientos del Parlamento. Sin embargo, con el apoyo de los 40 diputados del partido ultranacionalista MHP sí que podría lograr llevar la propuesta a un referéndum –bastan 330 síes parlamentarios- y de esta forma su aprobación sería más sencilla ya que el apoyo electoral a los islamistas en las últimas convocatorias ha rozado el 50 %.

Fuente:
http://internacional.elpais.com/internacional/2016/04/27/actualidad/1461774310_927612.html


____________



En Turquía, 'laicismo' es mucho más que una palabra


Publicado: 16/05/2016 07:47 CEST 
Actualizado: 16/05/2016 07:52 CEST

ESTAMBUL - En septiembre de 2011, el entonces primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan fue recibido en el aeropuerto de El Cairo por miembros de los Hermanos Musulmanes que le aclamaban a medida que su séquito avanzaba por una calle cubierta de carteles con su imagen. Durante su estancia, Erdoğan dio un discurso en la Ópera de El Cairo sobre su visión de Oriente Medio.

"Ahora, en esta fase de transición para Egipto, igual que en la que viene después, creo que los egipcios establecerán la democracia muy bien, y se darán cuenta de que el hecho de que un estado sea 'laico' no quiere decir que sea 'irreligioso'", explicaba durante una entrevista con Mona El-Shazly en el canal de televisión egipcio Dream TV. "Pero sí quiere decir que hay que respetar todas las religiones y dar a todos los individuos la libertad de practicar la religión como deseen".

En aquel momento, las palabras de Erdoğan tuvieron mucha repercusión entre ciertos miembros de los Hermanos Musulmanes que se oponían a la separación de Estado y religión. Expresaron su ira ante la promoción del sistema laico de Turquía e incluso emitieron una declaración en la que describían el discurso de Erdoğan como una "interferencia" en los asuntos locales de Egipto.

La idea de una constitución sin laicismo sacó a relucir muchos de los miedos de los turcos y produjo un extraño consenso entre la dividida sociedad civil turca.
Cinco años después, las palabras de Erdoğan han adquirido un nuevo significado. La semana pasada, el presidente del Parlamento turco exponía durante un discurso en Estambul cómo le gustaría que fuera la nueva constitución turca: que no contuviera la palabra "laicismo" y que tuviera más contenido religioso; una constitución religiosa. Su recomendación de eliminar la palabra "laicismo" de la constitución turca produjo la misma ira que había generado en El Cairo la propuesta de Erdoğan de incluir el laicismo en la constitución egipcia. Actualmente, hay un comité redactando una nueva constitución en Ankara. La idea de una constitución sin laicismo sacó a relucir muchos de los miedos de los turcos y produjo un extraño consenso entre la dividida sociedad civil turca con respecto a la necesidad de mantener la palabra "laicismo" en la constitución.



Al fin y al cabo, y en primer lugar, "laicismo" es una palabra. Su significado ha cambiado con el paso del tiempo. Es una palabra con numerosas connotaciones en Turquía, y con una historia proteica y fascinante. Los turcos han admirado y criticado el laicismo a partes iguales. A menudo, los mayores simpatizantes del laicismo han sido los que más lo han criticado. Por ejemplo, los grupos alevíes de Turquía: los miembros de esta minoría religiosa, que suelen estar vinculados a movimientos de izquierda, aseguran que el estado turco nunca ha sido tan laico como ahora y que mediante su Dirección de Asuntos Religiosos ha apoyado y promocionado una versión suní del islam, lo que demuestra que no se trata de un estado realmente laico. ¿Y los ateos turcos? También le han encontrado varios fallos al laicismo turco. Muchos se oponen a que aparezca la religión que profesa cada persona en su documento de identidad, que lleva décadas indicándose junto al género. Los ateos también se quejan de las amenazas de muerte y de la discriminación que puedan sufrir relacionadas con esta obligación de declarar públicamente sus creencias con respecto a la religión.

Los cristianos y los judíos turcos pueden dar cuenta de cómo se les impuso en 1942 un "impuesto sobre el patrimonio", bajo el mandato del partido único de Turquía. Mientras que los musulmanes pagaban un 5% de impuestos, los judíos turcos pagaban un 179% y los cristianos armenios un 232%. Y todo eso sucedió cuando el laicismo era una especie de concepto sagrado que era impensable criticar.

Los suníes turcos tampoco tienen nada bueno que decir del laicismo de Turquía. Habla con cualquier mujer suní de mediana edad que lleve velo y lo más probable es que te cuente cómo el Estado turco ha interferido en su derecho a la educación y cómo ha hecho lo posible por mantenerla alejada de las esferas públicas. Hace menos de una década, no se permitía entrar a la universidad a las mujeres que llevaran velo, ya que se concebía como una violación del laicismo.

Todas estas críticas quedaron en un segundo plano tras el discurso del presidente del Parlamento, cuando la gente se apresuró a defender el laicismo como concepto. La palabra "laicismo" significa cosas distintas para mucha gente; su repetición suscita esperanzas y decepciones, defensas apasionadas e historias de traumas. Y la palabra en sí misma proporciona el camino que lleva a este debate que lleva en pie 150 años.

"La nueva constitución tiene que ser la declaración de una transición del laicismo militante francés a un laicismo británico más libertario", escribía el antropólogo turco Ali Murat Yel en una página de opinión de un diario turco la semana pasada. "En otras palabras, el Estado turco debería proporcionar a sus ciudadanos la libertad para creer o no en lo que les plazca en lugar de imponer una forma única de religión".

La palabra "laicismo" significa cosas distintas para mucha gente; su repetición suscita esperanzas y decepciones, defensas apasionadas e historias de traumas.

Como en los últimos años la religión ha ido siendo más visible en el ámbito público, imponer una forma de religión se ha convertido en algo prácticamente imposible. Hoy en día se puede encontrar por las calles de Estambul celebraciones religiosas de turcos judíos o de armenios cristianos y no solo de musulmanes suníes. Desde la celebración de la Epifanía -en la que los cristianos ortodoxos se sumergen en las gélidas aguas del Cuerno de Oro de Estambul para rescatar la cruz de madera que se encuentra dentro para conmemorar el bautismo de Jesucristo- y del Janucá de los judíos turcos -que se celebró de manera pública por primera vez el año pasado-, la visibilidad pública de la religión se considera un problema menor. El pasado mes de febrero, el ministro turco de Asuntos Europeos, Volkan Bozkır, anunció que Turquía eliminaría la categoría "religión" en los nuevos carnets de identidad, en consonancia con el acuerdo con la UE sobre la liberalización de visados.

"En la nueva constitución que estamos preparando, el principio del laicismo se incluirá como garantía para los ciudadanos de la libertad religiosa y de que el Estado guardará la misma distancia con respecto a todos los grupos religiosos", aseguraba la semana pasada en uno de sus discursos el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoğlu. Turquía lleva un siglo debatiendo acaloradamente sobre el significado de la palabra "laicismo", sobre lo que debería o no debería significar; por eso, mantener la palabra en la nueva constitución servirá como recordatorio de su legado desde la última modernización del imperio otomano hasta la política posmoderna de la actualidad.

Hoy en día Turquía está pasando por un periodo difícil y va creciendo la ansiedad pública en respuesta a los ataques que han llevado a cabo los que se han proclamado a sí mismos militantes del Estado Islámico y del Partido de los Trabajadores de Kurdistán. Pero el clima político actual, con sus acalorados debates sobre grandes problemas como el laicismo, no es algo nuevo en la historia de Turquía: el país ya ha pasado por esto antes. En el siglo XIX, Ahmed Cevdet Pasa -el padre de la novelista Fatma Aliye, a la que ahora se considera la Jane Austen otomana- creó Mecelle, un código civil que se aplicaba en los tribunales seculares. Las leyes y las escuelas laicas se implementaron en el siglo XIX y el último califa otomano era pintor. El Imperio se enfrentó a muchos obstáculos, como el auge del nacionalismo y de la modernidad en Europa o las dificultades a la hora de satisfacer las necesidades de varios grupos religiosos, pero continuó haciendo reformas centradas en las personas. Sin duda, el debate actual sobre el laicismo forma parte de la larga y fascinante historia de la modernización otomana.

Fuente:
http://www.huffingtonpost.es/kaya-genc/debate-laicismo-turquia_b_9846348.html




_________________


Ver: 
Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.


"Los dioses son cosas frágiles; pueden ser asesinados con un atisbo de ciencia o una dosis de sentido común"

Chapman Cohen




lunes, 22 de agosto de 2016

Turquía bloquea la web de la única asociación de Ateos del país y la web de Dawkins (Noticias)




Turquía es un país de mayoría musulmán donde cualquier cosa considerada “Blasfemia” es fuertemente reprimida y castigada... como el Ateísmo.

Veamos esta semana una serie de noticias de este país que busca desesperadamente entrar en la Unión Europea, pero que censura con firmeza cualquier expresión y opinión diferente a la oficial.

______


Turquía bloquea la web de la única asociación de ateos del país.


Un tribunal ha considerado que viola la prohibición de «fomentar el odio y la enemistad entre la gente»

Daniel Iriarte - corresponsal en estambul
06/03/2015 00:00h - Actualizado: 08/03/2015 17:18h.
Internacional

Un tribunal turco ha ordenado el bloqueo de la página web de la primera y única asociación de ateos de Turquía. Así lo ha indicado la propia asociación en un comunicado, según informa el diario «Hürriyet Daily News».

El 2º Tribunal Civil del distrito de Gölbasi, en la ciudad de Ankara, ordenó el pasado martes restringir el acceso a la página «Ateizm Dernegi» («Asociación de Ateísmo»), que ayer dejó de estar disponible para los usuarios corrientes de internet. La corte consideró que el sitio web viola el artículo 216 del código penal, que castiga el «fomentar el odio y la enemistad entre la gente».

Los responsables de la asociación han emitido un irónico comunicado, asegurando que mientras la Agencia Espacial Europea logró hace tres meses que la sonda Philae aterrizase en un cometa, «los tribunales en Turquía siguen ocupados bloqueando páginas web, citando leyes de formulación vaga e intentando hacer que una cierta creencia domine a las demás». «Turquía se está alejando de la civilización moderna tan rápido como su sistema judicial se aleja de la razón», concluye el texto.

Numerosas amenazas

La asociación, la única de este tipo en un país de mayoría musulmana, fue creada la pasada primavera por apenas 11 personas, con el objetivo de prestar apoyo a todas aquellas personas en problemas por declararse ateos. «Mucha gente nos ha llamado tras nuestra creación, diciéndonos que les han insultado o enviado a los tribunales», explicó entonces su director, Tolga Inci. «Ahora mismo tenemos tres abogados voluntarios. 

Proporcionamos apoyo legal a aquellos compañeros que tienen dificultades financieras y han perdido sus trabajos o han sido expulsados de sus residencias solamente por que Dios no existe o que no creen en él», indicó.

Pero apenas tres semanas después de su fundación, los responsables se vieron obligados a solicitar protección policial debido al elevado número de amenazas recibidas, algunas bastante serias. En 2011, un 64 % de personas encuestadas por la Universidad Bahçesehir de Estambul aseguró que no querían tener a un ateo como vecino. «Ser ateo no es algo que puedas expresar fácilmente en Turquía. Y se está convirtiendo en aún más difícil con el actual gobierno», aseguraba por aquella época Sinem Köroglu, una de las fundadoras de la asociación.

Erdogan y otros miembros del AKP, por ejemplo, utilizan «ateo» como un potente insulto contra sus adversarios (el presidente turco ha llegado a utilizarla en la misma frase que «terrorista», para referirse, por ejemplo, a los implicados en las protestas estudiantiles de Ankara del año pasado). Y en 2013, el diputado Mahmud Macit aseguró en Twitter que todos los ateos «deberían ser exterminados».

Pesadilla burocrática

A pesar de ser un estado formalmente secular, y de que los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de Recep Tayyip Erdogan solo llevan poco más de una década en el poder, el estado turco clasifica a sus ciudadanos en función de su credo, hasta el punto de que el documento de identidad incluye una casilla para indicar la religión del portador. Dejarla en blanco –como intentan, por ejemplo muchos padres de matrimonios de diferentes credos que pretenden dejar que sus hijos escojan libremente su religión, así como los no creyentes- supone una verdadera pesadilla burocrática.

«El ateísmo es un concepto que ha sido desconocido o malentendido en el mundo islámico, incluyendo Turquía, hasta épocas recientes. Y estas épocas son tan recientes que en realidad se trata de la última década o así, o la “era de internet”», indica la activista Aydin Turk. «El ateísmo turco está sobre todo en internet, pero existe», asegura.

En Turquía están bloqueadas más de 66.000 páginas web, entre ellas las pornográficas, aquellas que contienen contenidos nacionalistas kurdos, y cada vez más aquellas que hacen referencia a casos de corrupción o elementos comprometedores en el seno del gobierno turco. El mes pasado, el Parlamento turco aprobó una nueva ley que permite a cualquier ministerio decretar la restricción de un sitio web sin necesidad de una orden judicial ni de supervisión de ningún tipo.

Fuente:
http://www.abc.es/internacional/20150306/abci-turquia-bloquea-unica-asociacion-201503042154.html


________________



Un tribunal bloquea la web de la Asociación de Ateísmo de Turquía


04/03/2015 12:05
Estambul, 4 mar (EFE).- 

Un tribunal de Estambul ha ordenado bloquear el acceso a la web de la Asociación de Ateísmo de Turquía, fundada hace un año y registrada legalmente, por supuestos "insultos a la religión", informa hoy el diario turco Hürriyet.

La decisión fue basada en el artículo 216 del código penal turco, que prohíbe la incitación al odio y la humillación de un colectivo, así como la "pública falta de respeto a una fe".

No se ha dado a conocer si una actividad concreta de la asociación motiva el cierre o si es su mera existencia.

Un comunicado del organismo difundido en su cuenta oficial de Twitter -aún accesible, con 17.000 seguidores- lamenta la decisión y que "los tribunales turcos se ocupen de hacer prevalecer una creencia determinada sobre otras".

La Asociación fue fundada en abril pasado como reacción a la creciente islamización del discurso público en un país definido como laico por la Constitución.

"Ningún ateo estará solo, ni en la calle ni en los juzgados", resumieron su iniciativa los fundadores, y recordaron que durante la última campaña electoral, el entonces primer ministro y hoy presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había equiparado a "terroristas" y "ateos".

"Incluso decir 'Soy ateo' empieza a considerarse un insulto al islam en Turquía", criticaron entonces.

No existe el delito de apostasía en Turquía y todo ciudadano puede elegir qué religión figura en su carné de identidad, pero no se admite renunciar a toda religión en el registro.

Fuente:
http://www.lavanguardia.com/politica/20150304/54428729759/un-tribunal-bloquea-la-web-de-la-asociacion-de-ateismo-de-turquia.html


________________



Turkey blocks website of its first atheist association


Istanbul
March/04/2015

It took less than a year for a Turkish court to block the website of the country’s first official atheism association.

The Atheism Association, the first of its kind in any Muslim-majority country, was officially founded in Istanbul’s Asian-side neighborhood of Kadıköy in April 2014. However, the Gölbaşı 2nd Civil Court of Peace in Ankara has finally moved to block the association’s website, according to the group’s statement on March 3, 2015.

As of March 4, Turkish internet users could not access www.ateizmdernegi.org without using tools to bypass blockings, such as a VPN. 

The court ruling cites Article 216 of the Turkish Penal Law, which forbids “provoking the people for hate and enmity or degrading them.”

The association has issued a statement to criticize the blocking. “Three months ago, the European Space Agency managed to put Philae on a one-km wide comet named 67P, which has a speed of 135,00p km/h, after a 3,907-day-long journey to a location 500 million km away. Meanwhile, courts in Turkey are still busy blocking websites, citing laws with vague expressions and trying to make a certain belief dominate the others,” it stated.

The Atheism Association also described the court’s decision as “a historic example of accumulating legislative, executive and judicial powers in one hand,” claiming that Turkey is “drifting away from the level of modern civilizations as fast as its judiciary system drifts away from reason.”

The association had recently declared in a statement that it was officially recognized by the European Union and invited by universities and think-tanks to speak at their events. Morgan Elizabeth Romano, its vice president, had stressed in her recent addresses that Article 216 is seriously harming freedom of expression in Turkey.

In an interview with daily Agos last year, the founders of the association, Tolga İnci and Ahmet Balyemez, said they thought there should be a place to provide legal support to people facing problems as atheists.

Only three weeks after its foundation, the association had to install a panic button, which is directly connected to the police center near its headquarters in Istanbul, due to death threats.

In the past, the Turkish government or the courts blocked access to a number of popular websites, including YouTube and Twitter. More than 66,000 websites are still blocked in Turkey.

Source:
http://www.hurriyetdailynews.com/turkey-blocks-website-of-its-first-atheist-association.aspx?pageID=238&nID=79163&NewsCatID=341


_________________



Prohíben la web de Dawkins en Turquía


Un tribunal turco obliga a cerrar el acceso en Turquía a la web de Dawkins por una demanda interpuesta por un autor creacionista musulmán.

Área: Política científica — 
Viernes, 19 de Septiembre de 2008

Un tribunal turco ha cerrado el acceso de los usuarios de Internet del país asiático a la web de Richard Dawkins después de que un creacionista musulmán alegara que los contenidos de dicha web son difamatorios y blasfemos. La corte ordenó a Turk Telekom bloquear el acceso a esa web y desde el pasado fin de semana la web es redirigida a una página en la que se leía que el acceso a dicha web había sido suspendido por orden judicial. La demanda fue presentada por Adnan Oktarm, un autor creacionista musulmán que ya ha tenido éxito en este tipo de pleitos en el pasado.

Richard Dawkins es un eminente biológo y divulgador científico con numerosas contribuciones a la teoría evolutiva, ocupa la cátedra Charles Simonyi de Difusión de la Ciencia en la Universidad de Oxford. Ganó fama con “El gen egoísta”, un libro que popularizó la visión evolutiva enfocada en los genes, y que introdujo los términos meme y memética. En 1982 hizo una contribución original a la ciencia evolutiva con la teoría presentada en su libro “El fenotipo extendido”. Desde entonces ha escrito varios libros muy populares sobre la evolución y ha aparecido en varios programas televisivos británicos sobre biología evolutiva, creacionismo y religión.

Adnan Oktar, que escribe bajo el pseudónimo de Harun Yahya, se queja de que Dawkins, un férreo crítico del creacionismo y del diseño inteligente, le ha insultado al permitir ciertos comentarios realizados en los foros y blogs de su web.

Según la oficina de Oktar la corte criminal segunda de Estambul prohibió la web de Dawkins bajo la acusación de profanar la persona de Oktar. Según su secretaria ellos están a favor de la libertad de expresión, pero no a favor del insulto. Califican los comentarios vertidos en la web de Dawkins de dañinos y fuera de la discusión científica.

El libro de Oktar “Atlas de la creación”, un tratado de 800 páginas en el que se rechaza la evolución, ha causado controversia no ya por sus contenidos, sino por la numerosas copias distribuidas a las escuelas de varios países europeos. En 2006 su editor envió 10.000 copias de “Atlas de la creación” a instituciones y personalidades sin que hubieran sido solicitadas. Dawkins fue uno de los receptores de uno de esos volúmenes. En su web califico la obra de absurda y con unos contenidos tan fatuos que quitaba el aliento.

Esta es ya la tercera vez que Oktar y sus correligionarios consiguen con éxito cerrar el acceso a webs en Turquía. El año pasado cerraron el acceso a WordPress.com alegando que los blogs ahí alojados contenían material insultante que la compañía se negaba a eliminar. También consiguieron lo mismo con Google Groups. Sin embargo, pese a intentarlo, no lograron prohibir la publicación en Turquía del libro “El espejismo de Dios” de Dawkins.



Porcentaje de los que creen en la evolución, de indecisos y de los que no creen en ella para diversos países. Turquía está en el extremo derecho. 


Este país asiático pretende entrar en la Unión Europea, ingreso que algunos dirigentes europeos y EEUU apoyan. Sin embargo, el ingreso del país asiático en Europa levanta suspicacias entre la población europea, sobre todo desde que un partido islámico se hizo con el poder hace unos años. Con 70 millones de habitantes se convertiría en el país más poblado de la Unión. Las cortapisas a libertad de expresión que ahora imponen sus tribunales a instancias de estos integristas no facilitará el cambio de opinión entre los ciudadanos europeos.

Desde hace algún tiempo hay ideólogos del creacionismo entre las filas de los integristas musulmanes y parece un fenómeno en auge. Éstos se suman a los creacionistas cristianos de EEUU que en el pasado ya trataron de imponer la enseñanza de sus creencias en algunos distritos escolares.
Por otro lado la Iglesia de Inglaterra ha pedido recientemente perdón por el trato que se dio a Darwin cuando en su momento propuso la teoría evolutiva.

El próximo 12 de febrero será el 200 aniversario del nacimiento de Darwin. Es de suponer que haya diversas celebraciones en el mundo académico e intelectual para celebrarlo.

Fuente:
http://neofronteras.com/?p=1270

_____________


_________________

Ver:

Ver: 
Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.


"La ignorancia como la religión, cuanto más lejos mejor"

Anónimo.